lunes, diciembre 13, 2004

SENSE TÍTOL

Pido disculpas por no haber escrito más (creo que esta es una de las frases mas escritas en los blogs) pero es que un comando colombiano me ha tenido secuestrado para conseguir parte de mi gran fortuna.
Ahora que los motivos de mi ausencia ya han quedado explicados, vamos al tajo!
Hoy toca comentario de película ya que el viernes pasado Diana y yo fuimos a ver Melinda y Melinda, la nueva de Woody Allen. De dicho director solo he visto dos peliculas: la ya mencionada y...mmmff no me acuerdo del titulo (y internet me va fatal, por lo que no puedo buscar en Google)...en la que el protagonista (el propio director) es un director de cine que se queda ciego durante un rodaje.

CUIDADO QUE HAY SPOILERS Y COCEAN.

Melinda y Melinda me ha gustado y me ha entretenido, cosa que ya es mucho en una película. Los diálogos estan bien y los personajes bien caracterizados.
Mi problema, para no acabar de disfrutar de la película tal y como yo esperaba, es que iba con una idea preconcebida al cine. La idea que capté de los trailers y de la promoción fué que era una historia, la misma historia, contada desde dos puntos de vista: uno alegre y otro dramático. Algo así como golpearte el dedo meñique con una silla cuando andas descalzo y despreocupado por tu casa y en consecuencia reir o llorar. En este caso sería mas fácil lo segundo.
Ocurre que lo que hace la pelicula no es contar la misma historia de dos maneras. En realidad los personajes tienen pasados diferentes (por ejemplo, en la dramática la protagonista ha ido a la carcel y en la alegre no), en una historia la protagonista es una joven que se toma la vida con un poco de filosofia, en la otra es una neurótica homicída. Las relaciones no se desarrollan de manera similar y ni siquiera los secundarios son los mismos.
Así que lo que me había atraido al cine para verla, ver como se las ingeniaba el director para contar la misma historia desde dos perspectivas distintas, no se cumplió (para mí). Cuando vi como está hecha en realidad me quedé un poco chafado pero aun así la película es entretenida y se deja ver.

También fuimos hace poco a ver La Búsqueda, pero esa se la dejo a Diana.

BAMF!!

2 Comments:

At 11:32 a. m., Blogger Dark Diana said...

La película de Woody Allen a la que se refería Bruno era Un final Made in Hollywood.
Yo, a parte de estas dos, también he visto Poderosa Afrodita, Desmontando a Harry (a trozos), Coge el dinero y corre (o como se llame, que no me acuerdo del titulo en español) y creo que ya está.

Sobre Melinda y Melinda, Bruno iba con otra idea, pero yo ya me había documentado con el Fotogramas y la Imágenes y ya sabía de que iba, incluido que eran dos historias diferentes.

La gracias está en que en un grupo de amigos se cuenta una anécdota, y a partir de un par de datos casa persona es capaz de inventarse una historia diferente teniendo cosas en común.
La película me entretuvo y me pareció muy bien contada, dejándote con un gusto agridulce (nunca mejor dicho).

 
At 12:03 a. m., Blogger M. Baeta said...

Es que Woody ya no es el Woody de antes. Sus mejores películas las rodó entre los años 70 y 80 (Manhattan, Annie Hall, Zelig, Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo...y nunca se atrevió a preguntar, Días de radio, La última noche de Boris Grutxenko etc...) y con alguna excepción en los primeros noventa.
Pero desde entonces...ufff, o se hace mayor, o se le acaban los chistes o está demasiado ocupado en otras asuntos, quién sabe xDDD Todo y con eso ya les gustaría a algunos directores hacer una película por año que almenos sea entretenida...

 

Publicar un comentario

<< Home